La marcha de la democracia

Me enteré el sábado. Estaba en un pueblo cerca de Arrecifes cuando alguien lo comentó en la ronda de mate. ¿Vamos a la marcha del primero?, preguntaron al dueño de casa que evitó contestar. Noté todo tan claro que no me animé a indagar. No sabía de qué estaban hablando. La conversación siguió y pude escuchar las palabras que titulan este relato. Miré a Medevais y le susurré con sorna que creía haber estado allí, pero el veinticuatro de marzo y en una plaza repleta. Son inmensos los significantes. Lo abarcan todo. Ese día hubo, al menos, dos movilizaciones. Una marea … Continúa leyendo La marcha de la democracia

El año del desierto

Los medios muestran imágenes catastróficas del avance de la intemperie. Come cordones alrededor de la capital en un avance impiadoso. El gobierno ayuda a los damnificados con chapas o alguna madera —sosteniendo lo que dice detener—. María Valdés vive en Beccar con su padre. Lee y nota que la situación se agrava y que la violencia crece. Siente tan poca seguridad como tristeza al alquilar esa casa en la que murió su madre y mudarse al departamento que había sido de su abuela, en Barrio Norte. Allí, piensa, estará a salvo. Al menos ganará algo de tiempo. No voy a … Continúa leyendo El año del desierto

Una estética de la felicidad

Hace años no vivía la experiencia de las redes sociales —más allá de un ocasional uso de Twitter—. En plan voyeurista y sin un trasfondo claro, reabrí mi cuenta de Instagram. Primero observé. Pasaron dos días hasta que me atreví a publicar una imagen. Era bello ese instante. Me tenía tocando guitarra y charango en un patio cálido y soleado. Alternaba entre los acordes de Durazno sangrando y De Ushuaia a La Quiaca. Spinetta y Santaolalla. Más que bello, era armónico. Agarré el celular, puse la cámara frontal y disparé dos o tres veces. En ninguna sonreí. Enfoqué los instrumentos desde distintos … Continúa leyendo Una estética de la felicidad

Habladurías de ricota

Esta nota fue publicada como contratapa de Página/12 del 15 de marzo de 2017. Puede leerse haciendo click aquí. Agradezco a Horacio Cecchi y a los editores del diario por la difusión y privilegiada ubicación de una nota sin certezas, interrogante y crítica del rol de los propios medios de comunicación. En mis piernas aún queda barro, como un recuerdo, del predio La Colmena de Olavarría. Está endurecido, pero presente, como el dolor que queda por las familias de León y Bulacio, fallecidos durante el concierto del Indio. De Cromañón resta un recuerdo erosionado, una profunda desconfianza en el Estado y … Continúa leyendo Habladurías de ricota